¿Sabias que el higo...?

Las higueras nos traen las brevas al inicio del verano, que más tarde dan paso a los higos en agosto

A pesar de su dulce sabor no es tan calórico como la gente cree, puesto que 2 o 3 higos aportan 80kcal. Por ello y debido al efecto saciante de su fibra, está más que justificado tomarlo entre horas. Y es también una fuente de energía ideal en momentos de desgaste físico o de esfuerzo intelectual.

Fibra que suaviza

 

Su contenido en fibra hace que sea un alimento con grandes beneficios para el aparato gastrointestinal, ya que suaviza las mucosas del tracto digestivo y, a su vez, ayuda a prevenir el estreñimiento, a absorber el colesterol y disminuir el riesgo de sufrir cancer de colon.

Contra la anemia

 

El higo seco, al perder el agua, contiene una proporción más elevada de nutrientes que el fresco. Pero por el mismo motivo, su concentración de azúcares y su valor calórico es superior. Su contenido en hierro, y en especial si esta seco, hace que sea recomendable contra la anemia o los niveles bajos de hierro.

El champiñón es ideal para quienes desean cuidar su peso, ya que se trata de un hongo muy ligero que apenas aporta calorías.

Un remedio para tu intestino

 

Tómalo preferiblemente por la mañana y en ayunas y podrás ir al baño con mucha más facilidad. Si son higos secos, déjalos en leche toda la noche y cómelos al día siguiente.

¿Cómo introducirlo en la cocina?

 

Suele consumirse fresco como postre, pero por su dulce sabor es ampliamente utilizado también en repostería. Puedes incorporarlo a ensaladas de escarola y quesos frescos, tipo ricota o similares, y en platos de verduras.