Lemon curd y medio limón

Viernes, 3 de Mayo de 2013

Con la llegada del buen tiempo disfrutamos de la crema de limón más dulce, nutritiva y refrescante.

Conocemos el origen de la lemon curd, crema de limón de origen inglés servida tradicionalmente a la hora del té o usada como relleno de tartas y pasteles. Considerada por muchos como la crema más dulce, descubrimos su origen y beneficios.

Ideal para repostería

 

La lemon curd (cuajada de limón) surge en Inglaterra a finales del siglo XIX, usada en el té de las cinco como una alternativa a la mermelada. En un principio, se elaboraba en pequeñas cantidades, ya que no se conservaba tan bien como el resto de confituras. Era tradición acompañarla de scones, pequeños bollitos de pan que se rellenaban de esta deliciosa crema.

Su elaboración siempre ha sido un secreto a voces. Se sabe que contiene limones y cáscara de limón, huevos, azúcar y, en ocasiones, mantequilla. Sin embargo, las cantidades que dan lugar a la lemon curd original son un misterio, sólo la experiencia permite dar con su genuino sabor. Os recomendamos usarla para rellenar tartas y pasteles o para untarla en galletas o tostadas.

Los beneficios del limón

 

El limón es una de las frutas con más cualidades terapéuticas. Diversos estudios seguran su poder anticancerígeno y lo sitúan como un alimento efectivo en casos de hipertensión, enfermedades degenerativas, dolencias cardiacas y cataratas. Además, posee efectos antioxidante y estimula el funcionamiento del hígado y el páncreas. 

Por si fuera poco, el limón ayuda a reponer líquidos y mejora el equilibrio en micronutrientes del organismo. Es por ello que se incluye en numerosas bebidas refrescantes y mineralizantes.