Con el calabacín... ni botiquín, ni michelín!!!

Miércoles, 2 de Julio de 2014

El calabacín te ofrece un sinfín!!

 

Propiedades:

El calabacín, también llamado zucchini, está compuesto de un 95% de agua. Este alimento no tiene ningún contenido calórico, por este motivo es altamente benéfico para el organismo. Contiene muy buena cantidad de minerales y oligoelementos, además de fósforo, potasio y calcio.

Para poder obtener todos sus beneficios debe ser cocido al vapor, también se puede comer crudo. Entre sus virtudes más importantes destacmos que contiene todo lo necesario para proteger el sistema cardiovascular.

También posee buena cantidad de vitaminas para mejorar el aspecto de nuestra piel, para ello hay que tener en cuenta que no se debe pelar, puesto que en su piel suave y comestible se encuentran muchos de sus nutrientes. Su alto contenido en fibra es muy recomendado para tratar los problemas de gastritis.

Alimento ideal para personas que desean adelgazar por su abundante fibra y escasas calorias. El verano es la mejor época para esta hortaliza de la familia de la calabaza.

 

Y... en la cocina??

Su sabor delicado y algo dulzón, combina bien con infinidad de alimentos. Puede ser la base de la preparación pero también puede ser la guarnición de un segundo plato o incorporarse como complemento en arroces, pasta, ensaladas, tortillas o cremas.

Con el calabacín combinan desde carnes y pescados hasta quesos y otras verduras. En cuanto a las especias, se puede condimentar con comino, cúrcuma o curry, menta, albahaca, cebollino, eneldo, estragón y perejil.

 

Compra y conservación:

Se conservan en el frigorífico en perfecto estado 3 o 4 días. Después su textura se volverá algo flácida, aunque seguirán siendo aptos para el consumo. En este caso mejor dedicarlos a la preparación de sopas, cremas o tortillas.

Al guardarlos conviene mantenerlos alejados de frutas y tomates, ya que estos últimos desprenden el gas llamado etileno, que puede acelerar el deterioro del calabacín.

Otra opción es escaldarlos entre tres y cinco minutos para destruir su carga enzimática, que puede alterarlo y a continuación, introducirlos en el congelador.

Que no os falte el calabacín!!!!!